“Que nadie lo miraba…”

“Que nadie lo miraba,

Aminadab tampoco parecía,

y el cerco sosegaba,

y la caballería

a vista de las aguas descendía.”

Nos acercamos a la última canción del Cántico, la número 40, que no fue compuesta en la cárcel, sino posteriormente y describe con imágenes muy gráficas el descenso sosegado en brazos de la gracia, hacia las aguas que van a dar a la mar… la confianza última. Todo el peregrinaje de la oración es el camino que nos lleva a esta rendición, abandono y comunión.

Para Descargar MP3

Canción 40 Unión con Dios – Libertad by abunadi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s