¡Silencio y luz!

A las 3 de la madrugada y en Budapest, su ciudad natal, fallecía hoy Franz Jalics.

Dejó escrito: “Solo las palabras de quien se mantiene en contacto con su centro y lo cultiva regularmente son capaces de tocar el alma de un semejante”.

Los maestros nunca se marchan; nos dejan lo más hermoso y necesario: un camino.

Damos gracias a Dios por su vida. ¡Silencio y luz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: