¡Cuéntanos la historia, Madre!

Cuando muerda el frío, ateridas, inseguras, anhelando la hoguera y sintiendo temor, siéntate con nosotras, madre, en el hogar.

Cuéntanos la historia de una muchacha que no temió la llamada que cambiaba todo.

Háblanos de aquel ‘Hágase’ que abría la puerta sellada del perdón y la esperanza.
Y de los días inciertos, de las miradas difíciles, de las dudas tan humanas…

Evoca para nosotras, aquella intemperie que fue cuna de la Vida.

Enséñanos Tú, maestra del silencio, a guardar en el corazón las respuestas intuidas que germinan en fe inquebrantable.
Hasta la Cruz.
Y más allá.

Cuando muerda el frío, envuélvenos , Señora, con tu manto.

Amén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: