Monjas de Clausura 2.0

Seguro que quienes abrieron hace más de medio siglo el convento de clausura de las Carmelitas Descalzas en Albacete no podrían imaginarse que éstas tendrían una forma de comunicación con las más avanzadas tecnologías.

 

Así, lanzaron una página web, una ventana online, que ‘rompe’ la clausura en el convento de las Carmelitas Descalzas, en la ciudad de Albacete, en el que actualmente hay 14 hermanas, con edades variadas.

 

Una web en la que atienden incluso peticiones de oraciones.

 

Una de estas hermanas, Elena, explicaba ayer este diario que decidieron abrir una web para dar a conocer la historia de esta Orden y el trabajo que aquí realizan.

 

Comunidad Madres Carmelitas Albacete

La vida de este convento, que llegó a superar la veintena de hermanas, se basa en tres pilares; Oración, trabajo y vida fraterna o convivencia entre ellas, tal y como lo recordaba la hermana Elena.

 

Fue en el año 1951 cuando el convento de Carmelitas Descalzas abrió sus puertas en la ciudad de Albacete, en la zona de la Vereda de Jaén.

 

Así, Elena explicaba que en cuanto al trabajo se dedican sobre todo a los bordados, de ropa litúrgica o elementos como manteles para altares o mantos bordados; pero también realizan estrellas o galones para el ejército.

 

Una labor que explican con detalle, y con el respaldo de las imágenes que la ilustran en la web del convento.

 

En ella dan cuenta con detalle incluso sus horarios, que comienzan a las 6.30 de la mañana y terminan pasadas las 22.30 horas de la noche y que incluyen distintos eventos religiosos cada día.

 

La hermana Elena destacaba que la web recibe un número importante de visitas y que estas son especialmente desde Latinoamérica. «Recibimos desde allí muchos mensajes con peticiones de oraciones por personas que lo necesitan», detallaba.

 

Y se mostraba satisfecha de la buena acogida de esta página web «en la que explicamos lo que es nuestra vocación, cómo vivimos, en qué trabajamos y, especialmente, qué es nuestra vida y qué nos ha llevado a estar aquí». Invitaba la hermana Elena a todos a consultar esta web, en la dirección www.carmeloalbacete.org.

 

Vocaciones. La hermana Elena, que detallaba que en la actualidad son 14 quienes se encuentran en este convento, reconocía que aquí también experimentan la «falta de vocaciones».

 

Atribuía este descenso en el número de quienes quieren pasar aquí su vida por vocación a aspectos también como el drástico descenso de la natalidad, pero especialmente a que vivimos en un mundo cada vez más «materialista y consumista» en el que «nos resulta imposible materializar la voz de Dios».

 

Por otro lado, reconocía la hermana que los jóvenes también encuentran otras formas de canalizar sus inquietudes de ayuda a los demás, a través del apoyo a distintas organizaciones sin ánimo de lucro, «sin consagrarse definitivamente de por vida».

 

Como detallan en su página web, en el convento de Carmelitas Descalzas guardan clausura las hermanas que han decidido seguir a Jesús.

 

«Intentamos vivir en pobreza trabajando para ganar nuestro pan, siguiendo el consejo de San Pablo, pero con la seguridad de que, si con todas nuestras fuerzas, procuramos contentar a Dios, Él tendrá cuidado de darnos lo necesario», destacan a través de esta forma de comunicación.

 

Fuente: www.latribunadeciudadreal.es

Anuncios

Un pensamiento en “Monjas de Clausura 2.0

  1. No parece estar reñida la clausura con las nuevas tecnologías, que cada vez son menos nuevas. Internet ya es el entramado básico de casi todo. Nadie puede imaginar el funcionamiento de ningún organismo o servicio sin internet. Los bancos, los historiales clínicos, las reservas hoteleras, las comunicaciones en general… el trabajo y el ocio de la gente.

    ¿Y en lo espiritual? Pues empezando por el Papa colgando twiters… Lo interesante que encuentro en este post es personalizar en un convento de Albacete. No es el hecho en sí de que un convento tenga página web, me consta que hay muchos que la tienen. Dentro de nada lo raro será el que no…

    Las clausuras tampoco son lo que eran… cuando una monja salía con un permiso muy especial para asistir al funeral de su padre… las rejas, si las hay, son más virtuales… o falta saber si siguen teniendo sentido… ¿para que no se entre? ¿para que no se salga? ¿Para no recibir? ¿Para recibir a distancia?

    La foto de las monjas de Albacete me recuerda las fotos del convento de Lisieux. Aquello si que serían nuevas tecnologías. Y una suerte tener algunas de Santa Teresita. De Santa Teresa nos conformaremos con la pintura de fray Juan de la Miseria.

    Mi ánimo para que los conventos que aún no están se conecten… como decía el Papa… evangelizar en los medios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s