Quintas Moradas, el Tesoro escondido, por Fr. Miguel Márquez

Captura

Para Descargar mp3

Nosotros queremos ir de lo pintado a lo vivo que decía Teresa, no quedarnos en imágenes, en cuadros, en palabras, sino empezar hacer experiencia del Dios vivo.

Nos da miedo dejarnos tocar por Dios porque Dios siempre que toca descoloca, sana, cura, nos pone otra vez en la raíz adecuada.

Con frecuencia nos desencaja de nosotros mismos para resituarnos, y eso siempre da respeto, miedo o pánico, depende donde estemos.

Con humildad le pedimos a Dios: ¡Señor, sitúame donde tú quieres! ¡recolócame tú!

Este camino que estamos haciendo de las moradas es camino de humildad, de sinceridad.

 Cómo nos gustaría hacer experiencia verdadera, auténtica de Dios: esto es la oración.

Apostel_Johannes_an_der_Brust_Christi_Bodenseegebiet_um_1310_thumb.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s